diabetes

Diabetes de tipo 1:

Las personas que padecen diabetes de tipo I, o las que padecen diabetes tipo II. y están recibiendo tratamiento con insulina, deben medir su nivel de glucosa en sangre, al menos una vez al día. Por la mañana antes de desayunar, o a la hora de acostarse. Medir los niveles de glucosa en la sangre antes del desayuno, permite ajustar la cantidad adecuada de insulina en función de los valores de glucosa que pueden fluctuar de unos días a otros.

También deben efectuar un perfil de los niveles de glucosa durante 24 horas dos veces por semana. Esto implica medir los niveles de glucosa en sangre antes de cada comida y antes de acostarse.


Diabetes de tipo 2:

 

Los pacientes que sufren diabetes de tipo 2 en tratamiento con dieta solamente, o con dieta y comprimidos orales, deben medir su nivel de glucosa en sangre una o dos veces por semana, antes de las comidas ó 1½ horas después de las mismas.

 

Asimismo, deben efectuar un perfil de 24 horas una o dos veces al mes. En cualquier caso, deben consultar con su médico. De esta forma, se reduce el riesgo de desarrollar complicaciones tardías de la diabetes.

 

Niveles de glucosa en sangre a la hora de acostarse:

 

El nivel de glucosa en sangre a la hora de acostarse debe estar entre 126-180 mg/dl (7 y 10 mmol/l) .

 

Si a dicha hora la glucosa en sangre es muy baja o muy alta de forma repetida, es posible que necesite modificar la dieta que realiza o la dosis de insulina. No olvide consultarlo con su médico.

 

¿cuando se debe medir la glucosa en la sangre?:

La glucosa en sangre debe medirse siempre que no se sienta bien o cuando crea que puede ser excesivamente alta o baja. También durante las enfermedades que conlleven fiebre de más de 37,8º C.

 

Los enfermos diabéticos cuyo nivel de glucosa en sangre sea alto (superior a 360 mg/dl; 20 mmol/l) y que presenten indicios de azúcar en la orina deben comprobar que ésta no tenga acetona. Para ello pueden utilizar una tira para determinación de acetona en orina.

 

Si aparece acetona en la orina, es una señal de advertencia de que está iniciándose una acidosis diabética. En ese caso deben consultar sin demora al médico.

18029.jpg


Las personas con diabetes manejan constantemente sus niveles de azúcar (glucosa) en la sangre. Después de tomar la muestra de sangre y examinarla, se determina si los niveles de glucosa son bajos o altos. En caso de estar demasiado bajos, la persona ingiere carbohidratos y en caso de que la glucosa en la sangre esté demasiado alta, se administra la cantidad apropiada de insulina, como por ejemplo, a través de una bomba de insulina.
|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar