El pH

El pH es un indicador de la acidez de una sustancia. Está determinado por el número de iónes libres de hidrógeno (H+) en una sustancia.

La palabra pH es la abreviatura de "pondus Hydrogenium". Esto significa literalmente el peso del hidrógeno. El pH es un indicador del número de iones de hidrógeno. Tomó forma cuando se descubrió que el agua estaba formada por protones (H+) e iones hidroxilo (OH-).

El pH no tiene unidades; se expresa simplemente por un número. Cuando una solución es neutra, el número de protones iguala al número de iones hidroxilo. Cuando el número de iones hidroxilo es mayor, la solución es básica, Cuando el número de protones es mayor, la solución es ácida.

            

DE LA SANGRE

 ¿ POR QUÉ ES IMPORTANTE MANTENERLO?

El PH de la sangre es aproximadamente de 7.El bióxido de carbono reacciona con el agua para formar un ácido carbónico, H2CO3,por lo que el incremento de la concentración de bióxido de carbono aumenta la acidez de la sangre, lo que a su vez hace disminuir la capacidad de la hemoglobina para acarrear el oxígeno, o sea, que en parte de la capacidad de que la hemoglobina se combine con el oxígeno está regulada por la cantidad presente de bióxido de carbono. De esto resulta un sistema de transporte de gran eficacia: en los capilares de los tejidos la concentración de bióxido de carbono es elevada, de modo que el oxígeno se libera de la hemoglobina por la ación conjunta de la tensión baja de oxígeno y alta de bióxido de carbono. En los capilares de los pulmones, la tensión de bióxido de carbono es baja, lo que permite que la hemoglobina se combine con el oxígeno, puesta que éste se encuentra en tensión aumento de bióxido de carbono acidifica la sangre y que la capacidad de la hemoglobina de llevar el oxígeno disminuye en una a sulución ácida.

¿Sabías que la falta de energía, la pérdida del ánimo o del gozo de vivir, forman parte de evidencias que hablan de que tu pH está desequilibrado?

Muchas veces mantienes un dolor de cabeza, tu cara está muy pálida y tus ojos lacrimosos; en otras ocasiones tus dientes están sumamente sensibles y tus encías inflamadas; tu estómago constantemente está llamándote la atención, ya sea por la acidez o por dolor, quizá tengas desarreglos intestinales liberadores de ácidos, con tenencia diarreica o tu orina es ácida; o te ha ocurrido que tus uñas se tornan delgadas o tus cabellos pierden su brillo, te han dolido o crepitado tus articulaciones ó padeces de neuralgia, insomnio ó neuritis.

La intención no es alarmarte, si no que a través de este artículo te informes y puedas modificar tu actuar diario disciplinándote en el sueño, en el ejercicio, en el trabajo, en la alimentación, en tus relaciones personales.

              

    


¿Qué es el equilibrio ácido-básico?

El equilibrio ácido básico no es el único equilibrio orgánico necesario para nuestra salud. Por el contrario, existen varios equilibrios; por ejemplo el equilibrio entre la actividad y el reposo, entre el estado de vigilia y el estado del sueño, el inspirar y el espirar, la sangre venosa y la sangre arterial, el de ingerir alimentos y defecar.

Y así, como nos es dañino alterar cualquiera de estos equilibrios (por ejemplo, permanecer despierto más de 21 horas diarias y sólo dormir 3 horas, es decir, no descansar lo necesario para compensar nuestra actividad diaria), la presencia excesiva de sustancias ácidas o básicas, es realmente peligrosa para nuestra salud.

La mayor parte de la población padece trastornos de acidificación, ya que el modo de vida y de alimentación actuales, favorecen la acidificación del organismo.

La alimentación actual consiste en alimentos ácidos o acidificantes como son proteínas, cereales y azúcares, en cambio alimentos bases como las verduras se consumen en cantidades menores. El consumo de estimulantes como el tabaco, el café, el té y el alcohol han alcanzado proporciones enormes y producen un efecto acidificantes sobre el organismo.

              

 

El estrés, el nerviosismo, la prisa, la falta de tiempo, etc., contribuyen a acidificar el organismo condicionando desarreglos y perturbacioens metabólicas.

Cuando nuestro organismo funciona mejor, es cuando el medio interior, tomado en su conjunto, posee un pH de 7.39, que es ligeramente alcalino. Las variaciones normales de este pH son muy débiles: hasta 7.36 por el lado de acidificación y hasta 7.42 por el lado de la alcalinización. Mas allá de estas dos cifrs, nos encontramos en acidosis (de 7.36 a 7) o en alcalosis (de 7.42 a 7.8). Si se sobrepasan esos límites, el cuerpo pierde equilibrio y ya no es capaz de funcionar correctamente. De ambas variantes, la acidosis por desgracia, es la más común (mas de la mitad de la población la padece).

 

 

 

 

Acidosis, el exceso de ácido o deficiencia de alcali en el cuerpo, es una condición que ocurre cuando el pH sanguíneo es menor de 7.35. Puede surgir como resultado de:
-excesiva producción de compuestos ácidos en los tejidos
-pérdida de alcali (bases) de los fluidos corporales
-fallo renal para eliminar los metabolitos ácidos
-diabetes mellitus
-inanición
-ingestión de compuestos ácidos o que al metabolizarse produzcan ácidos orgánicos fuertes.

Si el pH baja a menos de 7, el sistema nervioso central se deprime; el resultado es coma y eventualmente la muerte.

Alcalosis, el exceso de alcali o deficiencia de ácido en el cuerpo, es el resultado de un pH sanguíneo sobre 7.45. Esta condición puede producirse por:
-vómito prolongado
-ingestión de cantidades excesivas de drogas o medicamentos alcalinos.

 

Tanto en la acidosis como la alcalosis el cuerpo tiene que compensar para que el pH plasmático no exceda los límites compatibles con la vida y eliminar la causa de la condición para restablecer estado normal ácido / base.

Todo individuo, sano o enfermo, produce cada dia grandes cantidades de ácido. El principal es CO2 que, por ser volátil, normalmente se exhala por los pulmones.

Acidosis respiratoria = ocurre por la incapacidad pulmonar para eliminar el CO2, resultado de la hipoventilación del alveolo (disminución en la profundidad o rapidez de respiración por obstrucción de los pasajes de aire, como en la enfisema; desorden neuromusculares, o enfermedades del sistema nervioso central), por la que el CO2 se acumula en el cuerpo. La inhalación de una mezcla de gases con una alta pCO2 tambien causará acidosis respiratoria.

Acidosis metabólica = surge como consecuencia de la acumulación de metabolitos ácidos no volátiles, como por ejemplo, los ácidos láctico, acetoacético y beta-hidroxibutírico.

Alcalosis respiratoria = surge del decrecimiento en la pCO2 alveolar. Una de las causas más comunes es la hiperventilación debido a la ansiedad; tambien se dá por lesiones al sistema nervioso central que involucren el centro respiratorio.

Alcalosis metabólica = surge de la ingestión de excesos de alcali (excesos de HCO3-, por ejemplo) o por una pérdida anormal de ácido. Otras causas son: vómito prolongado, lavado gástrico y rápida pérdida de agua corporal (diurésis).

 HEMOGLOBINA

Participa en el proceso por el que la sangre lleva los nutrientes necesarios hasta las células del organismo y conduce sus productos de desecho hasta los órganos excretores. También transporta el oxígeno desde los pulmones (o desde las branquias, en los peces), donde la sangre lo capta, hasta los tejidos del cuerpo.

Cuando la hemoglobina se une al oxígeno para ser transportada hacia los órganos del cuerpo, se llama oxihemoglobina. Cuando la hemoglobina se une al CO2 para ser eliminada por la espiración, que ocurre en los pulmones, recibe el nombre de desoxihemoglobina. Si la hemoglobina se une al monóxido de carbono (CO), se forma entonces un compuesto muy estable llamado carboxihemoglobina

 

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar